La Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento reabrió sus puertas

Tras un breve periodo de receso, la biblioteca reabrió sus puertas.  Durante este tiempo se adquirieron nuevos libros, se refaccionó el interior y actualmente se encuentra vigente una campaña de devolución de libros.

La Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento ocupa un lugar preponderante en la cultura local, y tomó mayor relevancia durante la pandemia: «Abrimos nuestras puertas con todos los protocolos, aunque en algún momento cerramos para poder cuidarnos ya que la atención la hacemos los miembros de la Comisión, pero el protocolo funcionó muy bien» dijo Rodrigo Tijeras, quien preside la Comisión Directiva. Es de destacar que muchos alvearenses se acercaron y se asociaron durante el tiempo de cuarentena. Rodrigo también agradeció a CECSAGAL por la disposición de brindar internet de manera gratuita a la biblioteca, con el fin de poder desarrollar sus actividades.

Según el protocolo, los libros que eran devueltos debían pasar un tiempo en «cuarentena», es decir que quedaban de lado por varios días hasta que eran puestos nuevamente a disposición de los lectores.

El parate por vacaciones fue aprovechado por la Comisión para poder realizar mejoras en las instalaciones, se pintó y se realizó un reordenamiento del material del lectura, además de lograr la adquisición de nuevos libros: «Permanentemente tenemos consultas acerca de tal o cual libro, a veces son muy nuevos y no los tenemos, por eso ahora recorrimos librerías de nuestro departamento y pudimos comprar varios libros» dijo Nicolás Duatra, quien es parte de la Comisión.

Asociarse a la Biblioteca tiene un costo de tan solo 100 pesos mensuales, y se pueden llevar hasta tres libros de manera semanal, los días y horarios de apertura son miércoles y jueves de 9:00 a 12:00 y 17:00 a 20:00.

Desde la biblioteca se lanzó una campaña de devolución de libros: «A veces pasa que retiramos un libro y después nos olvidamos de devolverlo, es algo muy común, por eso no importa el tiempo que pase, lo importante es que el libro vuelva. Si alguien tiene algún libro en su casa, que lo acerque a la biblioteca sin ningún inconveniente» dijo Tijeras.