Dos instituciones educativas recibieron donaciones para sus alumnos

Se trata de la Escuela “Gauchos de Güemes” y del CEBJA “José Ingenieros”. Recibieron útiles escolares y material educativo.

La Escuela “Gauchos de Güemes”, enclavada en el paraje “La Marzolina”, del Distrito de Alvear Oeste, es una escuela que nuclea a muchas familias de la zona, en su mayoría de la ruralidad, al igual que el CEBJA 3-018, “José Ingenieros”, aunque éste, esté destinado a la educación de adultos.

Ambas, tal como ha sucedido con los centros educativos de todo el país, se tuvieron que adaptar al nuevo escenario, primero de virtualidad absoluta y ahora, a esta nueva presencialidad, a medias, con mucha incertidumbre ante lo desconocido que se plantea a nivel global.

“Nosotros trabajamos con muchas familias muy vulnerables. Tenemos 74 alumnos y varios necesitan ayuda de la escuela. Tenemos transporte escolar, un nuevo cargo de una docente que ingresó a la institución, el proyecto “Huerta”, y así la escuela de a poco va creciendo, y ahora podremos entregarles gratis las fotocopias a los chicos”, contó Mario Cincunegui, director y docente de la Escuela “Gauchos de Güemes”

En estos tiempos difíciles para la sociedad y particularmente para el sistema educativo, producto de la Pandemia, el educador, contó que “se está trabajando con 2 grandes grupos que rotan semana a semana. Cada uno tiene 37 alumnos y se trabaja con una buena propuesta educativa, que ha ido generando que la matrícula sea cada vez mejor”, al tiempo que destacó la importancia que tiene para los niños, observar que hay personas que se mueven solidariamente, y que sin ningún interés más allá del simple deseo de colaborar, se acercan y aportan su granito de arena bajo la bandera del cooperativismo

“En esta oportunidad, la Fundación Cecsagal nos donó resmas de hojas, lapiceras y alcohol en gel, pero siempre están colaborando, en otro momento inclusive, nos dieron una bicicleta, y estamos muy agradecidos”, manifestó emocionado.

Por su parte, Silvina Ciperiani, Directora del CEBJA, brindó detalles sobre cómo se trabaja en la institución: “Como todos los años enviamos notas a diferentes entidades que conocen la realidad de nuestros estudiantes, saben que a muchos les cuesta comprar los útiles y materiales para cursar, son personas de lugares rurales o de Barrios vulnerables, por eso valoramos que nos hayan donado resmas de hojas que utilizaremos para entregarles fotocopias y cartillas gratis o a muy bajo costo”, y enfatizó: “Es un eje transversal para nosotros como institución el trabajo colaborativo y cooperativo, que va en contra de lo meramente competitivo. Desde ese punto también le damos importancia a estos actos, sobre todo en estos momentos tan difíciles, con situaciones tan particulares”.

La semana pasada, referentes de la Fundación Cecsagal, entregaron útiles escolares, material educativo y alcohol en gel, para los alumnos de ambos establecimientos.